fbpx

Tipos de Bañeras

Tipos de Bañeras:

Las bañeras son hechas en distintos tamaños, formas y materiales para adaptarse al espacio disponible y a la decoración de la estancia. Además, gracias a los acabados y diseños que los fabricantes son capaces de hacer, las bañeras pueden convertirse en el objeto que más llame la atención y marque el estilo, ya sea clásico, moderno o transgresor.

Bañeras por forma:

Bañeras rectangulares: Es el formato más común Tradicionalmente el ancho suele medir entre 70 y 75 centímetros (aunque puede llegar hasta 120) y entre 140 y 190 centímetros de largo.

En cuanto a la colocación, las bañeras suelen posicionarse entre tres paredes, normalmente al fondo del baño (dos laterales y una de fondo). También es común colocarla en una esquina.

Ovaladas: Estas bañeras tienen unas dimensiones similares a las rectangulares. El principal cambio además de la propia forma es la colocación. Las bañeras ovaladas, al ser más estilizadas, normalmente se colocan en el centro de un baño grande alejado de las paredes.

Si la estancia es más reducida pueden ponerse cerca de alguna pared o en incluso en una esquina. Con esto se consigue un impacto visual muy interesante para la decoración.

Qué es mejor: ¿Exenta o encastrada?

Exenta con patas: Esta colocación es típica para bañeras ovaladas. Como ya he comentado es común encontrarlas en baños amplios en el que la bañera es una parte muy importante a nivel decorativo. Al estar las 4 patas visibles, son también un elemento decorativo a tener en cuenta al igual que el exterior de la bañera, que suele ser de hierro fundido.  

Exenta con patas: Esta colocación es típica para bañeras ovaladas. Como ya he comentado es común encontrarlas en baños amplios en el que la bañera es una parte muy importante a nivel decorativo. Al estar las 4 patas visibles, son también un elemento decorativo a tener en cuenta al igual que el exterior de la bañera, que suele ser de hierro fundido.  

Exenta sin patas: Son bañeras que parecen apoyarse directamente en el suelo aunque tienen o patas ocultas o alguna estructura similar. Pueden ser de una sola pieza o con un faldón desmontable. Respecto al material, normalmente son de acrílico u otros materiales sintéticos.

Con este tipo de materiales se consiguen diseños muy estéticos, de estilo contemporáneo. Además, están marcando tendencia por el hecho de que son muy personalizables: las hay de distintas formas, colores y materiales.

Materiales:

Las bañeras pueden ser de distintos materiales:

Acrílico:

El acrílico tiene varias ventajas:

  • Son ligeras
  • Muchos diseños.
  • Económicas.
  • Fáciles de limpiar y muy higiénicas sin poros.
  • Tacto muy cálido y confortable.
  • Resbalan menos que otros materiales esmaltados.
  • Las hay de diversas formas, tamaños y diseños.

Pero también tiene desventajas: El acrílico se dilata por efecto del peso y el calor, para que las bañeras de acrílico sean resistentes, es recomendable que estén reforzadas con otros materiales, como fibra de poliéster y aglomerados (para la cantonera y el fondo). Además, para evitar que se deformen con el paso del tiempo deben estar perfectamente instaladas, siguiendo las instrucciones del fabricante: normalmente apoyadas en patas y bastidores.

Metal esmaltado:

Estas son las bañeras de toda la vida. Sus ventajas son:

  • Precio asequible.
  • Durabilidad

Desventajas:

Se desconchan con los golpes. Hay que asegurarse comprarlas de buena calidad. Además tienen un tacto frio.

Hierro fundido esmaltado:

Ventajas:

  • El hierro es muy resistente y se adapta muy bien a los cambios de temperatura. 
  • Es más aislante que el acero, con lo que conserva el agua caliente más tiempo: algo a tener en cuenta en baños prolongados.

Desventajas:

  • Su principal inconveniente es el peso (100- 130 kg).
  • Su tacto es frío, como las de acero.
  • Se suelen colocar de forma exenta, sobre patas de diseño.

Resina y Carga material:

Ventajas:

El material sintético moldeable, permite conseguir diseños originales y colores muy atractivos, ya sean mates o brillantes.

  • Es muy confortable al tacto, como el acrílico.
  • Es ligero, fácil de limpiar e higiénico, al igual que el acrílico.
  • Admite reparaciones, en caso de arañazos o golpes.
  • Es resistente a la acción de los rayos solares.

Desventajas:

  • Coste elevado.

Bañera exenta:

La exenta con patas/con asiento ofrece el placer de un buen baño para todos los cuartos de baño pequeños aunque su largo sea reducido (generalmente menos de 150 cm).

Bañera exenta sobrepuesta:

La bañera exenta produce un efecto más bello si disponemos de una superficie grande. Se coloca en posición central y aporta estilo a nuestro cuarto de baño o a nuestra habitación. Se presenta en muchas variantes: con patas, fijada en el suelo, grifería integrada, moderna o retro. La bañera exenta es una verdadera joya y una promesa de largas horas de relajación.  

Combinado bañera-ducha:

El combinado bañera-ducha tiene fondo plano reforzado por la parte de la grifería para facilitar la ducha de pie. Si le añadimos una mampara de ducha evitamos las inundaciones y creamos una mini sauna.

Pensemos también en la ergonomía de nuestra bañera y en los posibles accesorios: reposabrazos, formas redondeadas para la nuca (reposacabezas) o encontrar la curvatura natural del cuerpo no son detalles sin importancia, ¡todo lo contrario!

Y si queremos complementar nuestra bañera, podemos instalar un asiento o asideros (recomendado para las personas mayores o con movilidad reducida).

Dimensiones y materiales de la bañera:

Medidas de la bañera:

El tamaño de una bañera se determina en función de su propia altura y del espacio disponible en el cuarto de baño.  

Cuanto más grande sea la bañera, más bienestar nos aportará.

La gama de bañeras es amplia, con largos que van desde los 150 a los 190 cm y anchos de entre 70 y 100 cm. ¡No será difícil encontrar la bañera de tus sueños!  Es importante ser cuidadosos con la elección de los materiales para la bañera, tanto por el peso como por sus propias características.

Bañeras metálicas:

Las bañeras metálicas pueden ser de hierro fundido o acero esmaltado. El esmalte les proporciona gran resistencia a los golpes y los arañazos. Por el contrario, las bañeras metálicas son pesadas y tendremos que estar atentos a las cargas de suelo permitidas (sobre todo en las tarimas de madera).

Son más deslizantes que las bañeras acrílicas y conservan menos el calor del agua. En este material existen menos formas y tamaños disponibles.

  • El hierro fundido pesa mucho, retiene el calor bastante bien, pero requiere un suelo resistente y por ello no se aconseja para tarimas. El mantenimiento es sencillo y es duradero. No admite todas las formas.
  • El acero esmaltado es ligero, pero no retiene el calor y puede resultar ruidoso para el usuario y el vecindario.  

Bañeras de metales sintéticos:

Las bañeras de materiales sintéticos representan la mayoría de las bañeras actuales, que se fabrican en acrílico o resina. Esta gran familia de materiales modernos aporta a las bañeras la ligereza y gran resistencia. Las bañeras de materiales sintéticos son fáciles de instalar y de perforar si fuera necesario (para colocar los grifos).

Su revestimiento es más sensible a los golpes y hay que ser cuidadosos con su mantenimiento para evitar arañazos (por su diseño). Las bañeras fabricadas con estos materiales admiten más formas, así que las posibilidades de elección son más amplias.

  • El acrílico es sensible a los arañazos y a los productos de limpieza agresivos. Retiene bien el calor, es silencioso tanto para el usuario como para el vecindario y es asequible.  
  • El Toplax® es un acrílico reforzado con ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno). Es un polímero termoplástico de gran resistencia a los golpes y buena adherencia. El ® retiene bien el calor y es reciclable.
  • La fibra de vidrio es conocida por su resistencia, su ligereza y su bajo coste.  
  • La resina reúne dos subfamilias: el polímero rotomoldeado y la resina de poliéster. El primero es muy agradable al tacto (aspecto sedoso) y el segundo es conocido por su resistencia (cubierta de fibra de vidrio con gelcoat).

Por supuesto, las bañeras están sujetas a especificaciones estrictas y tanto los materiales como las formas están regulados. Las bañeras marcadas con el sello CE tienen una garantía de 10 años. “Un buen baño en cualquiera de ellas nos dejará bien relajados”.

Faldón o revestimiento: cómo elegirlo

Al igual que la bañera, existen muchas posibilidades para el acabado en consonancia con la decoración del  cuarto de baño. El revestimiento de la bañera se llama faldón y puede presentarse en distintos materiales. El faldón se elige en función de la bañera y de nuestras preferencias.

Revestimiento de bañera de materiales sintéticos

Muchos fabricantes proponen como opción un faldón con la medida perfecta para cada bañera. Se fabrica en el mismo material y su forma estudiada se adapta y se fija perfectamente en la bañera. Es la solución más simple y más rápida para el acabado. El faldón se desmonta con facilidad para acceder al sifón y a la grifería.

Revestimiento para alicatar:

Los revestimientos de azulejos se componen de paneles de poliestireno extruido cubierto con una capa de fibra de vidrio. Los paneles son rígidos y pueden adaptarse a la medida deseada. La superficie cubierta permite colocar directamente los azulejos. Nos aseguraremos de instalar una trampilla de acceso para controlar o manipular el sifón o los grifos.

Revestimiento de materiales diversos

Existen revestimientos con otros materiales: cartón-yeso hidrófugo, baldosas de hormigón celular o aglomerados hidrófugos. Estos diferentes materiales nos ofrecen la posibilidad de un revestimiento a medida ya sea con azulejo, pintura o placas, según nuestros gustos e imaginación.

Espero que te haya sido de ayuda este artículo. Si necesitas más ayuda con la decoración, aquí te dejo mis packs de decoración online!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio